Vida por amor

La vida es algo tan apreciado por muchos, tanto que casi nadie quiere morir. La realidad es que si nosotros tenemos algo seguro es la muerte. En esta ocasión quiero hablarte  de la vida, pero no te puedo hablar de la vida sin hablarte también de la muerte.

Piénsalo bien, la vida es sumamente corta. Algunos duran días, otros meses, años y hasta décadas. Ya casi no vemos los que llegan al siglo… ¿Qué horror, no?

Pero si te hablo de la muerte es porque te quiero hablar más de la vida. Realmente, piénsalo bien, ¿como es tu vida? ¿Tu vida es plena, es lo que siempre soñaste, no te arrepientes de estar donde estás o ser como eres? Son tantas preguntas, tantas interrogantes, pero el único que puede contestarlo eres tú mismo o tú misma.

Algo bueno que te quiero decir es que conozco a alguien que desde pequeño al nacer trajo mucho amor a su familia, al crecer… Ni te imaginas, vivía como si fuera el último día en la tierra, aprovechaba cada momento, cada minuto, cada segundo. Al crecer, buscaba justicia social, compartía con todos de ese tan grande amor, expresaba a cada uno la solución para una vida sin sentido.

Un poco más de tiempo transcurrió cuando entra en agonía, agonía que desesperaba, pronto pasaría por el momento más difícil de su vida, hasta trato de evadirlo, pero sabía cuál era su propósito en la vida. Qué por su amor, nosotros recibiéramos vida.

Ya te diré que murió, pero no sin antes pasar ese momento que tanto temía. Momento en el que por su padre fue abandonado. Fueron solo unos segundos pero a él le pareció eterno. Una vez que pasó ese momento, murió solo y en una Cruz clavado.

Pero al tercer día el venció la muerte, venció la maldad y todo el pecado. Jesus es su nombre y ahora ya no rechazado, sino como Dios que es, se levanta de la tumba que fue enterrado. Él murió por amor, por ti y por mi, para que hoy vivamos y no muramos.

Te pregunto, ¿realmente disfrutas de tu vida, tienes amor incondicional, sientes plenitud en lo que haces,a pesar de lo que sufres sientes el amor incondicional?

Jesucristo hoy te quiere dar vida, vida real, nada pasajero y sin garantía…